Gil Berzal

Un modo de vida- Pasión transmitida de padres a hijos

Ya en el año 1936, nuestros abuelos Luís Gil y Jose Luis Berzal elaboraban con esmero y cariño vinos de gran calidad que aún guardamos como oro en paño.

La pasión por el vino y la tierra se transmite de padres a hijos, y no fue menos con Jose Luis Gil y Gloria Berzal, ambos hijos de viticultores, que heredaron ese amor y se conocieron entre viñedos. Años después contraen matrimonio y crean Bodega Gil Berzal.

Sus hijos Saúl y Benjamín nacieron y crecieron rodeados de viñedos, lagares y barricas, lo que forjó su carácter y entusiasmo por la viña. Hoy, son ellos lo que continúan con la tradición familiar inculcada de sus abuelos a sus padres y de sus padres a ellos para conservar la filosofía y los entramados que hacen de su manera de elaborar; unos vinos genuinos.

 

Viticultura ecológica

En Gil Berzal, lo ecológico y sostenible no es ninguna moda o manera de obtener certificados como estrategia de marketing; es una forma de vida, una creencia, algo que llevamos muchos años practicando. Esto conlleva afrontar la ecología desde un punto de vista más profundo, realizando prácticas regenerativas y biodinámicas.

Nuestro objetivo es transmitir toda la esencia de nuestros viñedos a la botella, para conseguir que cuando el consumidor pruebe uno de nuestros vinos, se traslade con todos sus sentidos hasta nuestras viñas. Creando así, una experiencia que va mucho más allá del mero hecho de beber un buen vino.

Bodega Gil Berzal va más allá

Compromiso con el medio ambiente

En la agricultura actual, la obtención de productos agrícolas de alta calidad mediante el empleo de prácticas de cultivo que respeten el medio ambiente es una exigencia.

La viticultura que practicamos en Bodega Gil Berzal da respuesta a esta exigencia. Usar una agricultura razonada utilizando sistemas y procesos que aprovechan al máximo los recursos y los mecanismos de producción naturales, aseguran una agricultura viable y sostenible. Introducimos métodos biológicos de control y otras técnicas que compatibilizan las exigencias de la sociedad, la protección del medio ambiente y una productividad de calidad, así como las operaciones realizadas para la manipulación, elaboración, envasado y etiquetado de nuestros vinos.

Bodegas Gil Berzal simboliza el compromiso del sector vitivinícola con el medio ambiente y la calidad. Es importante recalcar que la viticultura que practicamos no se queda en los mínimos establecidos, sino que damos un paso más. Buscamos la mayor sensación de ecología.

Una tarea ardua e infinita

La pasión por nuestro trabajo nos lleva a la perfección como obsesión. El constante afán de mejora mediante la investigación son aspectos complicados pero que a su vez marcan la personalidad de GIL BERZAL.

Creemos en lo que hacemos y por qué lo hacemos. En un mundo donde cada vez hay más modas llenas de insignificancia o artificialidad, nosotros queremos expresar nuestra verdad y nuestra tierra, a través de vinos libres, vinos salvajes.