Autor

¿Qué son los vinos de Autor?

Hace ya un tiempo que escuchamos hablar de Vinos de Autor pero, ¿sabemos qué es exactamente un vino de Autor y que conlleva o por qué se les da ese nombre?

Y lo más curioso para muchos, ¿Cómo llevan la contraetiqueta de color verde que define la añada y no los vemos etiquetados como crianzas o reservas?

Esas categorías (creadas en su día por las grandes bodegas) son las tradicionalmente utilizadas para diferenciar los vinos, pero únicamente y solamente en base a su tiempo de crianza en barricas bordelesas de roble de 225 litros, sin tener en cuenta calidades, viñedos, calidad de barricas, etc.

Por ello, hace unos años, muchos bodegueros (mayoritariamente ligados al cultivo directo del viñedo) llegaron a la conclusión de que existen muchos más factores que van a definir la personalidad, calidad y estilo diferenciador del vino aparte del más o menos tiempo en barrica. Y por ello se lanzan a probar vinos diferentes basados en criterios propios de calidad,diferenciando parcelas, métodos de elaboración, seleccionando diferentes tamaños de barricas o incluso volviendo a otro tipo de materiales para la crianza como los depósitos de hormigón.

Como resultado hoy en día contamos con una generación de vinos con su propia historia que, para conocerlos, es necesario conocer qué peculiaridades poseen y qué criterios ha elegido el enólogo (El Autor) para elaborarlos.

Como podéis imaginar, esto da lugar a vinos muy personales para cada bodeguero, por lo tanto es complicado crear una categoría para ellos, pero evidentemente siguen bajo la D.O.C. ya que en el viñedo y requisitos generales, se cumple la normativa. Por ello, se utiliza la contraetiqueta verde que hemos mencionado que nos va a certificar su origen y la añada que estamos utilizando.

Aparte de Vinos de Autor, podemos encontrar otros términos como Vinos de Selección, vinos de Terruño (Terroir) Vinos Singulares, como es el caso de los cuatro vinos de Ostatu que siguen criterios personales de la familia Sáenz de Samaniego a la hora de seleccionar sus parcelas de manera diferente dependiendo de las características de los frutos que de cada una de ellas se recogen, ya que son esas frutas las que marcarán posteriormente el carácter de los vinos.

El primero de estos vinos fue Selección de Ostatu, precisamente nombrado así porque es una selección de varios viñedos ubicados en la parte este, entre Samaniego y Leza, con más influencia del viento del norte.

Las uvas proceden de viñedos de 50 años, con una altitud media de 580 m. Combinación de suelos arcilloso-calcáreos y cascajos, muy pobres en pendientes orientadas al sur-este, en los cuales la estructura del subsuelo está formada por varias capas de roca blanca.

Se seleccionan las uvas directamente en el viñedo al hacer una vendimia manual en cajas de 15 kg, y al llegar a bodega se hace un ligero despalillado para no dañar el grano.

La fermentación alcohólica la hace en depósito de reducida capacidad y además el 70 % del vino hace la fermentación maloláctica en barrica de roble francés nueva, posteriormente pasa 14 meses en barrica, nueva y la añada 2012 fue embotellada en noviembre de 2014.

Con una producción de apenas 18.000 botellas encontramos un vino de corte moderno con muy buen ensamblaje entre la crianza en barrica que notamos en el cuerpo que va redondeándose con el tiempo, y la fruta que aporta el 5% de graciano junto con un 95% de tempranillo. Esta combinación le otorga un carácter balsámico, mineral, de frutos negros como arándanos y moras muy intensos a la vez que frescos.

Después de Selección de Ostatu llegaron otros vinos de Autor a la familia Ostatu, comoGloria de OstatuLaderas de Ostatu y Lore de Ostatu.

Un buen ejemplo de cómo hay otros factores a tener en cuenta en la personalidad y calidad de un vino, más allá de solamente el tiempo en crianza.